DIAN ADICIONA PREGUNTAS AL CONCEPTO UNIFICADO DE LAS ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO

El pasado 29 de octubre de 2017 la DIAN emite el Concepto No. 1363 de 2018, mediante el cual realiza dos (2) modificaciones al Concepto Unificado No. 0481 del 27 de abril de 2018, orientadas a las iglesias y las copropiedades.

En primera instancia, el concepto hace alusión al problema jurídico de si las iglesias y confesiones religiosas pierden el carácter de no contribuyentes del impuesto de renta, si estas desarrollan actividades meritorias; poniendo como ejemplo una parroquia de la Iglesia Católica la cual desarrolla directamente con su personería jurídica actividades de educación, que a la luz del numeral 1 del artículo 359 del Estatuto Tributario, se considera una actividad meritoria.

En este caso, la doctrina emitida por la DIAN manifiesta que, si la actividad de educación es desarrollada directamente por la Iglesia Católica, a través de la parroquia, en este caso no le quita la calidad de No contribuyente del impuesto de renta, lo anterior argumentado en La Ley 20 de 1974 en la que se aprueba el Concordato y el Protocolo Final entre la Republica de Colombia y la Santa Sede, en su artículo V indica que la iglesia desarrolla su misión por medio de sus instituciones y servicios pastorales, en particular mediante la educación, la enseñanza, la promoción social y otras actividades de público beneficio.

El concepto cita el capitulo I del Título III, el cual establece que la iglesia tiene derecho a establecer y dirigir escuelas de cualquier materia, género y grado. En este capítulo se ha definido la escuela católica como “(…) aquella que dirige la autoridad eclesiástica competente o una persona jurídica eclesiástica pública, o que la autoridad eclesiástica reconoce como tal mediante documento escrito”.

Así mismo, el artículo 23 del Estatuto Tributario consagra a las iglesias y confesiones religiosas reconocidas por el Ministerio del Interior o por la Ley, como No contribuyentes del impuesto sobre la renta, y que estas solo deberán presentar la declaración de ingresos y patrimonio.

Caso contrario sucede, si la actividad meritoria se desarrolla a través de una persona jurídica eclesiástica, la cual le serán aplicable todas las disposiciones para ser contribuyente del Régimen Tributario Especial.

Seguidamente, el concepto menciona que si una copropiedad obtiene ingresos provenientes por la desafectación de zonas comunes estará gravado con el impuesto sobre la renta y complementario. Lo anterior basado en el parágrafo 1 del artículo 20 de la Ley 675 de 2001:

Sobre los bienes privados que surjan como efecto de la desafectación de bienes comunes no esenciales, podrán realizarse todos los actos o negocios jurídicos, no siendo contra la ley o contra el derecho ajeno, y serán objeto de todos los beneficios, cargas e impuestos inherentes a la propiedad inmobiliaria. Para estos efectos el administrador del edificio o conjunto actuará de conformidad con lo dispuesto por la asamblea general en el acto de desafectación y con observancia de las previsiones contenidas en el reglamento de propiedad horizontal.

Otro argumento de la Dirección de Impuestos es la definición contenida en el artículo 19-5 del Estatuto Tributario:

Las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal que destinan algún o algunos de sus bienes, o áreas comunes para la explotación comercial o industrial, generando algún tipo de renta, serán contribuyentes del régimen ordinario del impuesto sobre la renta y complementarios y del impuesto de industria y comercio.

PARÁGRAFO. Se excluirán de lo dispuesto en este artículo las propiedades horizontales de uso residencial

Virtud de lo anterior, el legislador decidió cambiar el tratamiento de no contribuyentes del impuesto de renta, para incluirlos como sujetos contribuyentes del régimen ordinario del impuesto sobre la renta, pues la actividad comercial o industrial no corresponde a la filosofía propia del Régimen Tributario Especial propuesto, ni a ninguna de las actividades meritorias para ser calificado dentro del mismo.

En conclusión, las copropiedades que obtengan ingresos por alguna desafectación de los bienes comunes, o algunas de sus áreas comunes serán contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementario .

Fuente: Alexander Moreno - DSA®

Categorias: TRIBUTARIO

Leave a Reply

DIAN ADICIONA PREGUNTAS AL CONCEPTO UNIFICADO DE LAS ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO | DSA S.A.S. - Revisoría y Auditoría Fiscal - Cartagena, Colombia

DIAN ADICIONA PREGUNTAS AL CONCEPTO UNIFICADO DE LAS ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO

El pasado 29 de octubre de 2017 la DIAN emite el Concepto No. 1363 de 2018, mediante el cual realiza dos (2) modificaciones al Concepto Unificado No. 0481 del 27 de abril de 2018, orientadas a las iglesias y las copropiedades.

En primera instancia, el concepto hace alusión al problema jurídico de si las iglesias y confesiones religiosas pierden el carácter de no contribuyentes del impuesto de renta, si estas desarrollan actividades meritorias; poniendo como ejemplo una parroquia de la Iglesia Católica la cual desarrolla directamente con su personería jurídica actividades de educación, que a la luz del numeral 1 del artículo 359 del Estatuto Tributario, se considera una actividad meritoria.

En este caso, la doctrina emitida por la DIAN manifiesta que, si la actividad de educación es desarrollada directamente por la Iglesia Católica, a través de la parroquia, en este caso no le quita la calidad de No contribuyente del impuesto de renta, lo anterior argumentado en La Ley 20 de 1974 en la que se aprueba el Concordato y el Protocolo Final entre la Republica de Colombia y la Santa Sede, en su artículo V indica que la iglesia desarrolla su misión por medio de sus instituciones y servicios pastorales, en particular mediante la educación, la enseñanza, la promoción social y otras actividades de público beneficio.

El concepto cita el capitulo I del Título III, el cual establece que la iglesia tiene derecho a establecer y dirigir escuelas de cualquier materia, género y grado. En este capítulo se ha definido la escuela católica como “(…) aquella que dirige la autoridad eclesiástica competente o una persona jurídica eclesiástica pública, o que la autoridad eclesiástica reconoce como tal mediante documento escrito”.

Así mismo, el artículo 23 del Estatuto Tributario consagra a las iglesias y confesiones religiosas reconocidas por el Ministerio del Interior o por la Ley, como No contribuyentes del impuesto sobre la renta, y que estas solo deberán presentar la declaración de ingresos y patrimonio.

Caso contrario sucede, si la actividad meritoria se desarrolla a través de una persona jurídica eclesiástica, la cual le serán aplicable todas las disposiciones para ser contribuyente del Régimen Tributario Especial.

Seguidamente, el concepto menciona que si una copropiedad obtiene ingresos provenientes por la desafectación de zonas comunes estará gravado con el impuesto sobre la renta y complementario. Lo anterior basado en el parágrafo 1 del artículo 20 de la Ley 675 de 2001:

Sobre los bienes privados que surjan como efecto de la desafectación de bienes comunes no esenciales, podrán realizarse todos los actos o negocios jurídicos, no siendo contra la ley o contra el derecho ajeno, y serán objeto de todos los beneficios, cargas e impuestos inherentes a la propiedad inmobiliaria. Para estos efectos el administrador del edificio o conjunto actuará de conformidad con lo dispuesto por la asamblea general en el acto de desafectación y con observancia de las previsiones contenidas en el reglamento de propiedad horizontal.

Otro argumento de la Dirección de Impuestos es la definición contenida en el artículo 19-5 del Estatuto Tributario:

Las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal que destinan algún o algunos de sus bienes, o áreas comunes para la explotación comercial o industrial, generando algún tipo de renta, serán contribuyentes del régimen ordinario del impuesto sobre la renta y complementarios y del impuesto de industria y comercio.

PARÁGRAFO. Se excluirán de lo dispuesto en este artículo las propiedades horizontales de uso residencial

Virtud de lo anterior, el legislador decidió cambiar el tratamiento de no contribuyentes del impuesto de renta, para incluirlos como sujetos contribuyentes del régimen ordinario del impuesto sobre la renta, pues la actividad comercial o industrial no corresponde a la filosofía propia del Régimen Tributario Especial propuesto, ni a ninguna de las actividades meritorias para ser calificado dentro del mismo.

En conclusión, las copropiedades que obtengan ingresos por alguna desafectación de los bienes comunes, o algunas de sus áreas comunes serán contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementario .

Fuente: Alexander Moreno - DSA®

Categorias: TRIBUTARIO

Leave a Reply